skip to content

Bobcatalog 2011

SOBREVIENDO LA GRAN RECESIÓN CON UN MT55 BOBCAT

Un minicargador con orugas Bobcat ayuda a un contratista de Texas a mantenerse en operación y ampliar sus servicios.

Bill Stocklin, MT55

Bill Stocklin, MT55.

Cuando la Gran Recesión por poco hizo que Bill Stocklin cerrara su empresa, él acudió a su concesionario Bobcat en busca de ayuda, obtuvo lo que necesitaba y salió a flote en la tormenta económica. Al agregar un minicargador con orugas MT55 Bobcat®, Stocklin amplió sus servicios para incluir labores de paisajismo, manteniendo un buen flujo de ingresos y a sus empleados ocupados.

La empresa de Stocklin ha estado en operación casi 20 años abriéndose paso en el mercado de la construcción en las áreas de Austin y el centro de Texas, EE.UU. Hoy, Stocklin es el propietario y presidente de Stocklin Company, un empresa especializada en despejar y limpiar sitios, y ahora también en labores de paisajismo e instalaciones de sistemas de riego.

Su primer cargador Bobcat fue el 610 que compró y organizó luego de que fuera consumido por un incendio. Como muchos otros que han comenzado solamente con una máquina, Stocklin era un propietario y operador que aprovechó las oportunidades para ampliar su negocio y tuvo éxito en el camino.

Más Servicios

La recesión en todos los Estados Unidos de América perjudicó el mercado de las viviendas en Texas y el negocio de Stocklin. Uno de sus clientes le ofreció instalar paisajismo en hogares nuevos. Antes, Stocklin y su cuadrilla solo preparaban los jardines y dejaban a los paisajistas hacer lo suyo. Fue ahí cuando Stocklin le preguntó a su vendedor de Bobcat of Austin acerca de una máquina más pequeña que completara los proyectos de paisajismo. El vendedor le recomendó un minicargador con orugas, enviándoselo a la cuadrilla de Stocklin para que lo ensayara.

"A los 10 minutos, mis empleados olvidaron la otra máquina que habían usado y querían el MT55 porque era más potente y dejaba menos huellas", dice Stocklin. "Realmente les gustó la facilidad de operación y los controles superiores".

Mínima Alteración, Más Tracción

Según Stocklin, la gran diferencia entre el MT55 Bobcat y la otra máquina radica en la presión contra el suelo.

"Pese a que ambas tenían orugas, el minicargador con orugas Bobcat altera menos el suelo", dice él. "Trabajamos con mucho lodo, y cuando zanjamos, necesitamos una buena tracción. El MT55 Bobcat tiene la potencia para mantenernos trabajando".

Los operadores de Stocklin instalan árboles y arbustos nuevos como también sistemas de riego con la zanjadora Bobcat. Además, usan la máquina para remolcar el cascajo hacia adelante y atrás desde la calle hasta las zanjas, en vez de hacerlo manualmente con carretillas y palas.

Además del MT55, Stocklin posee seis cargadores de dirección deslizante Bobcat, y un cargador compacto con orugas T190.

"Mis operadores cuidan mucho los equipos y les digo que los traten como si fuera propio. Así, tenemos varias máquinas con hasta 8000 horas de operación. Además, nos encargamos de todo el mantenimiento programado para asegurarnos de que los equipos están bien.

"El sistema de soporte de mi concesionario ha sido fantástico. El vendedor es el motivo por el cual regreso a comprar. A él le interesa en qué estoy trabajando, qué puede hacer para ayudarle a mi negocio, y quiere estar seguro de que estoy feliz con el producto".