Middle East and Africa

North America

Russia & CIS

Southeast Asia

FAQ

Preguntas frecuentes

Las siguientes preguntas están relacionadas con el mantenimiento de los motores que utilizan sistemas SCR, EGR, DPF y DOC para cumplir con la Fase IIIB / Fase IV:

Servicio - EGR (Exhaust Gas Recirculation, recirculación de los gases de escape)

Servicio DOC (Diesel Oxidation Catalyst, catalizador de oxidación diésel)

El sistema DOC no necesita ningún mantenimiento específico. Sin embargo, tenga en cuenta que el uso de combustible con alto contenido de azufre (>10 ppm) puede dañar irremediablemente el catalizador DOC.

Servicio DPF (Diesel Particulate Filter, filtro de partículas diésel)

De acuerdo con la recomendación del Manual de utilización, la primera limpieza se realiza tras 4500 horas y después cada 3000 horas. El intervalo puede ser menor, dependiendo de las condiciones de trabajo, la aplicación, la calidad del combustible, etc.

Además de los elementos que requieren mantenimiento estándar, debe realizarse el mantenimiento del sistema DPF según lo establecido en el Manual de utilización y mantenimiento.

El mantenimiento del sistema DPF solo lo puede realizar un distribuidor autorizado de Doosan. Su distribuidor Doosan conoce todos los requisitos legales que se aplican a la limpieza del filtro DPF.

De acuerdo con la legislación, no está permitido operar la máquina sin el filtro DPF ya que es posible que el motor no pueda cumplir la normativa sobre emisiones. Por otra parte, la máquina presentará numerosas advertencias y la potencia se deteriorará.

Efectivamente, el objetivo del "PROGRAMA DE LIMPIEZA DE FILTROS DPF" de Doosan es alargar la vida útil de los filtros y procurar ahorros importantes a distribuidores y clientes mediante la limpieza profesional de los filtros DPF usados. Para limpiar los filtros DPF usados, Doosan ha suscrito un acuerdo de colaboración con una empresa líder internacional en este servicio.

La sustitución de un filtro DPF normalmente lleva entre media hora y 2 horas, dependiendo del modelo de máquina. Si necesita sustituir un filtro DPF, póngase en contacto con su distribuidor Doosan.

El aceite de motor debe cumplir los siguientes requisitos de calidad: Clasificación ACEA E9 o API CJ-4.
Nota: E9 requiere combustible con un valor de contenido SAPS (cenizas sulfatadas, fósforo y azufre) bajo.

No hay ningún cambio en la vida útil prevista de los motores de Fase IIIB.

Servicio - SCR (Selective Catalytic Reduction, reducción catalítica selectiva)

Para este tipo de motor, el filtro del circuito AdBlue® se debe cambiar cada 1000 horas de funcionamiento.


Por norma general, el motor consume entre el 5 % y el 7 % de AdBlue® en relación con el consumo de combustible. Sin embargo, el consumo real depende de las condiciones de trabajo.

El sistema generará una advertencia si el nivel de AdBlue® en el depósito es demasiado bajo. De acuerdo con la legislación, no está permitido operar la máquina sin AdBlue® ya que es posible que el motor no podría cumplir la normativa sobre emisiones. Cuando el depósito está vacío, el par del motor se reduce.

Debido a que la tecnología SCR ha estado en uso en camiones y automóviles durante mucho tiempo, el aditivo AdBlue® está disponible en numerosas estaciones de servicio.

El aceite de motor debe cumplir los siguientes requisitos de calidad: Clasificación ACEA E9 o API CJ-4. Debe tenerse en cuenta que E9 requiere combustible con un valor de contenido SAPS (cenizas sulfatadas, fósforo y azufre) bajo.

No hay ningún cambio en la vida útil prevista de los motores de Fase IV.

Servicio - Adblue®

AdBlue® es una solución no tóxica, incolora e inodora al 32,5 % de urea y agua purificada. Al ser inyectada en el flujo de los gases de escape convierte estos gases en nitrógeno y agua, elementos que son inocuos para el medio ambiente. AdBlue® se utiliza como parte del sistema SCR para reducir la cantidad de NOx presente en los gases de escape.

AdBlue® está disponible en muchas estaciones de servicio. El producto se guarda en el vehículo en un depósito especial. La solución se inyecta en el sistema de escape SCR en una proporción de 3–5 % respecto al consumo de diésel. Esta pequeña dosis asegura largos periodos de utilización sin necesidad de reposición y minimiza el espacio requerido en el chasis.

AdBlue® es una marca comercial registrada de la asociación alemana de la industria automotriz (VDA), la cual garantiza el mantenimiento de los estándares de calidad según las especificaciones de la norma ISO 22241.
Téngase en cuenta que la solución deberá almacenarse y manipularse correctamente, ya que de lo contrario podría dañar el sistema SCR e impedir que AdBlue® funcione correctamente, lo que, en consecuencia, afectaría a la garantía del vehículo.

AdBlue® está diseñado para no verse afectado por las temperaturas bajo cero y se calienta por la acción del refrigerante del motor cuando está en su depósito. Si alcanza su punto de congelación (-11 °C), el motor continuará funcionando hasta que el fluido se descongele, tras lo cual el equipo funcionará normalmente.

DEF, conocido como AdBlue® en Europa, es el fluido para sistemas SCR en todo el mundo.