Una excavadora y una cargadora Bobcat nuevas derriban una casa en solo 2 días

Publicado: 4 de octubre de 2021

En la República Checa, la rehabilitación de las casas familiares de los años 70 no suele merecer la pena y un buen número de estos inmuebles son demolidos. Este fue el caso de una casa en Rudná, cerca de Praga, que el propietario había decidido demoler. Sin embargo, los presupuestos de las empresas para realizar el trabajo eran muy elevados, por lo que el propietario decidió investigar otros métodos para llevar a cabo el proyecto.

Otros factores a tener en cuenta fueron la parcela relativamente pequeña en la que se encontraba la casa, con la valla del vecino muy cerca y también la presencia de un hermoso nogal, que había que proteger durante las obras. Al final, el propietario optó por llevar a cabo el trabajo él mismo con la ayuda de un amigo, Jiří Vrzáček, que es un experto del sector, encargado de revisar regularmente las máquinas y los métodos para este tipo de trabajo y que ha llevado a cabo otros proyectos de demolición parecidos en el pasado.

Jiří abordó el proyecto de forma muy analítica y averiguó qué solución de demolición sería la más eficaz, en términos de rapidez, costes totales y el menor riesgo posible de daños al medio ambiente. Consideró tres enfoques y comparó el uso de una gran excavadora de 22 toneladas, una retroexcavadora clásica o la combinación de una miniexcavadora y una cargadora compacta.

Ganó la solución de demolición compacta

La demolición con una gran excavadora sería muy rápida, pero desde el punto de vista del espacio, esta solución resultó ser poco realista y trabajar con una retroexcavadora llevaría demasiado tiempo. Al final, optaron por utilizar un par de máquinas con tareas claramente divididas: el trabajo de demolición se llevó a cabo con la nueva miniexcavadora Bobcat E55z y la carga de escombros con la nueva cargadora compacta de orugas Bobcat T76. Esta combinación, junto con el uso de implementos especializados, demostró ser muy eficaz: en solo seis horas, la casa quedó completamente demolida a ras de suelo.

En total, la demolición y la retirada completa de los escombros se completaron en un tiempo récord de dos días y solo los retrasos en la llegada de los camiones al lugar para llevarse los escombros hicieron que se necesitara un segundo día.

Jiří Vrzáaček dijo: «Empezamos la demolición con mucho cuidado: derribamos las chimeneas y los frontones a mano, debido a la proximidad del vecino. A esto le siguió una demolición rapidísima, que en realidad hicimos en seis horas. El siguiente paso fue la carga de 400 toneladas de material, en la que nos vimos limitados principalmente por la velocidad de retirada de los escombros de la obra.

Aquí se demostró plenamente el poder de la tecnología especializada: la excavadora E55z con un cucharón hidráulico desmontó gradualmente la casa y apiló los escombros a un lado al mismo tiempo que clasificaba el material en lugar de hacerlo a mano. La cargadora compacta de orugas T76 fue capaz de cargar 32 toneladas de escombros en 15 minutos. Gracias a una planificación de calidad y a una selección muy cuidadosa de los equipos, incluidos los implementos, conseguimos reducir los costes a casi la mitad.»

Las máquinas Bobcat se emplean en la demolición de la casa

Una miniexcavadora E55z que cuenta con la exclusiva funcionalidad de giro de cabina cero (ZHS por sus siglas en inglés) de Bobcat, que añade otro nivel de protección al diseño estándar de giro de cola cero, lo que proporciona una total tranquilidad cuando se utiliza la máquina cerca de muros y otros obstáculos. La E55z tiene un peso operativo de 5346 kg y ofrece un alcance máximo a nivel del suelo de 5843 mm.

La T76 es la mayor de las nuevas cargadoras compactas de orugas de la serie R que Bobcat comenzó a fabricar a finales de 2020. La T76 tiene una carga de vuelco de 4050 kg. Puede elevar una carga hasta una altura máxima de 3,20 m.

Implementos: incluyeron una garra de clasificación hidráulica, martillos hidráulicos, cucharones con grapa y cucharones estándar, entre otros.